Dietoterapia

La dietética debe ser entendida como una forma de encontrar la salud y el bienestar, y no únicamente como herramienta estética. Es por ello, que debemos controlar nuestra alimentación y llevarla por el correcto camino en las diferentes etapas de la vida desde la niñez hasta la vejez, en la enfermedad y en la ausencia de ella.

Este programa tiene como fin último la reeducación nutricional, guiar a las personas en el día a día para poder al fin llevar una alimentación correcta lo más autónomamente posible. Sólo será necesario adaptar ciertos hábitos y adquirir conocimientos para poder llegar a ser personas más sanas y felices.

Para ello un equipo multidisciplinar, que abarca el campo médico, el psicológico, fisioterapéutico y nutricional, realizará un reconocimiento exhaustivo de la persona, para poder así crear un tratamiento específico y adaptado a las necesidades de cada individuo.

¿En qué consiste el tratamiento?

  • El médico realizará un examen médico de la persona y así como una analítica completa para conocer el estado fisiológico inicial y las necesidades que el organismo pudiese requerir.
  • Tras conocer los resultados se realizará la primera visita con la nutricionista. En este primer contacto se realizará un estudio antropométrico y un estudio de hábitos alimentarios para ir perfilando la intervención dietética que se aplicará.
  • El aspecto psicológico es de gran importancia, pues es innegable el impacto de los alimentos en nuestra vida. Por ello, se requerirá la ayuda de una psicóloga para poder guiar a la persona en los cambios que podrían realizarse en los hábitos, o incluso posibles problemas relacionados con la ingesta de alimentos, como podría ser el caso de la ansiedad. Sin olvidarnos del gran apoyo que este profesional puede facilitarnos en el caso de padecer algunas enfermedades en las que la alimentación se puede convertir eje de nuestras vidas, (Diabetes Mellitus, insuficiencia renal…).
  • La correcta alimentación y el ejercicio físico van siempre de la mano, por lo que con la ayuda de un fisioterapeuta se podrá encontrar elejercicio más conveniente para las diferentes constituciones, junto con consejos de relajación e higiene postural.
  • Una vez realizados estos pasos, se iniciará la intervención dietético-nutricional. Tan solo se realizarán dietas en el caso de ser necesario o si la persona así lo requiriera, pero el objetivo será, ante todo, la corrección de errores y la reeducación nutricional para buscar la mayor autonomía posible.
  • Tanto las dietas, como las diferentes intervenciones, serán individuales y únicas para cada persona, ya que cada organismo funciona de diferente manera, tomando en cuenta a la hora de realizar un tratamiento de estas características también los hábitos y las diferentesculturas. Cada persona es única y debe ser tratada como tal.

¿Cuánto durará el tratamiento y cómo se estructura?

  • La duración se estimará según las necesidades de la persona, pero la duración estándar para un correcto seguimiento y control de la adaptación del organismo a las diferentes etapas del tratamiento serán requeridos cinco meses.
  • En este tiempo, las visitas con los diferentes profesionales serán constantes, pudiendo realizarse además consultas telefónicas en caso de cualquier duda. Se realizarán analíticas una vez cada dos meses, pudiendo cambiar pautas según necesidades.
  • En el sexto mes, se realizará de nuevo un exhaustivo reconocimiento médico, analítica, y consulta multidisciplinar, en la que se procederá a valorar si se han alcanzado los objetivos marcados y la consiguiente alta y finalización del tratamiento.